La historia del fútbol de botones

La historia del fútbol de botones

El fútbol de botones es un juego originario de Hungría. Su apariencia se remonta a los años 1910 - 1920 y desde entonces, a través de varias generaciones, forma una parte muy importante de las experiencias infantiles de padres y abuelos. Su popularidad aumentó con la del fútbol, los aficionados podían volver a jugar los mejores partidos en el campo de juego de la mesa con su equipo favorito. Al principio se lo jugaba con botones de abrigo, con 11 jugadores en cada equipo, como en el propio fútbol, de aquí sale el nombre del juego. Se distinguían los equipos con trozos de papeles pegados encima de los botones. Se representaban a los jugadores con botones más grandes mientras que las pelotas con botones más pequeños, se fabricaba la portería de trozos de madera. Los jugadores de botón fueron afinados y los hacían mover chutando con los dedos. Jugaban los partidos en una mesa simple y plana a la que dibujaban las líneas del campo. Año tras año creció su popularidad, formaban clubes por todo el país y surgió la necesidad de organizar un campeonato común. A finales de los años 1950 eligieron al director (coordinador) deportivo, crearon el reglamento y organizaron el primer campeonato de Budapest. Con el paso del tiempo los instrumentos  evolucionaron y especializaron. En 1989 llegó a ser deporte oficial, se formó la Asociación Húngara de Fútbol de Mesa. En 2002 se fundó la Asociación Internacional también y la denominación del juego cambió de fútbol de botones al “balón de área” del elemento más característico de su reglamento. Actualmente se juega en más de 20 países de 5 continentes. El acontecimiento más importante es el campeonato mundial, organizado en cada 4 años, que hasta ahora solo ha sido ganado por el equipo húngaro.

Las reglas fundamentales del fútbol de botones (balón de área)

Las reglas del fútbol de botones son muy sencillas, por eso se puede aprender el juego muy fácilmente. Básicamente son conformes a las del fútbol, excepto unas normas especiales.

Reglas básicas:

El partido lo jugarán 2 personas en una mesa con unas dimensiones de 120 x 180 a la cual pertenecen 2 porterías cuyas medidas serán de 5 cm de alto por 13 cm de ancho y 8 cm de profundidad. Los equipos serán formados cada uno por once botones, uno de los cuales hará de portero. El jugador que hace de jugador de campo no podrá sobrepasar las siguientes dimensiones: 2 cm de altura por 5 cm de diámetro y el que hace de portero no podrá sobrepasar 2,5 cm de altura y 5 cm de diámetro. Entre las reglas se encuentran todas las reglas de fútbol excepto la de fuera de juego. La duración del partido será de dos partes de 13 minutos cada uno y un descanso intermedio de 2 minutos.  El juego se iniciará con saque de centro luego se efectuará una tirada por cada equipo alternativamente. Se considera tirada el desplazamiento de los botones. Durante  el partido los jugadores deberán desplazarse por la superficie del juego con manos (chutando con los dedos), estando prohibido empujarlos y arrancarlos. Durante el partido los jugadores no podrán ser recogidos y colocados a un lugar opcional, solo después de marcar un gol o después del saque de puerta. Primero el equipo podrá colocarse los botones que  hará el saque de centro o el saque de puerta, después los colocará el equipo rival de modo tal que la distancia entre los botones de los diferentes equipos sea como mínimo de 5 cm.

El objetivo del juego:

El objetivo del juego es marcar un gol que se considerará válido en el caso de que la pelota esté situada en el campo rival antes de la tirada. Cuando un equipo quiera chutar a portería contraria para conseguir un gol, tendrá que avisar el equipo contrario de su intención diciendo: “a gol”, “coloca”, “tiro” y tendrá que darle tiempo para que coloque su portero. Se podrá tirar a portería si el equipo defensor da la conformidad verbal (con las palabras “he colocado”, “adelante”, “tira” etc.) indicando así que ha colocado su portero.

 

El pase:

Durante el partido no se permitirá la conducción del balón pero se podrá realizar pase. Se podrá efectuar una tirada libre siempre y cuando la pelota se acerque más al propio jugador que al jugador del equipo rival. En estas ocasiones solo le tocará tirar al jugador que esté más cerca del balón porque “él” lo ha recibido. Se permitirán los pases consecutivos entre sí hasta que consiga la situación del gol en el terreno del equipo rival. En este caso no se seguirá el pase sino se chutará a portería para lograr un gol.

Los saques:

Conforme al fútbol en el fútbol de botones también existe el saque de puerta, el saque de esquina, el tiro libre, el saque de banda y el penalti.

 

Faltas:

No se permitirá tocar la pelota con mano mientras esté en juego. Se considera faltas si un botón, sin jugar previamente la pelota, toca un botón contrario. Se considera falta obstruir un botón interponiéndose el botón defensor entre la pelota y el botón atacador, impidiendo así que pueda chutar a gol. Las faltas serán castigadas con tiro libre. Cuando se produzca un tiro libre directo se podrán situar los jugadores de campo a 18 cm del lugar de la pelota.